sábado, 3 de junio de 2017

Tarta tres chocolates sin gluten


Este ha sido 7º Reto de Cocina de nuestro grupo de Facebook Celíacos de Coruña, una tarta tres chocolates!!! Teníamos como plazo para terminarla el 21 de mayo, y muchos compañeros del grupo quedaron (quedamos) encantados con el resultado.



Como siempre, de esta tarta hay infinidad de recetas, con gelatina, con cuajada, añadiendo azúcar, sin añadirla…



En esta ocasión la receta es de una web que no conocía que se llama Julia y sus recetas, la encontré curioseando por internet. Me gustó mucho la receta porque me pareció muy sencilla y estaba muy bien explicada. En este enlace podéis encontrar el paso a paso con fotografías que comparte la autora para hacerla.



INGREDIENTES:



Ojo!! Revisad siempre que TODOS los ingredientes que vayamos a utilizar sean sin gluten y sin trazas.



Los ingredientes son para un para un molde de 22-25 cm. Yo no tenía un molde tan chulo como el que usan en la receta, pero la hice con uno desmontable al que le puse papel en la base para facilitar el desmoldado.



Aquí podéis ver un vídeo donde nos enseñan el truco de poner papel en el molde.



Estrené este molde de Lidl que me compró el costillo cuando estuve pachucha... llevaba siglos en el armario!!








Vamos con los ingredientes:

26 galletas tipo maría sin gluten

3 cucharadas de mantequilla

150 gramos de chocolate negro

150 gramos de chocolate con leche

150 gramos de chocolate blanco

3 sobres de cuajada

1 litro y medio de nata líquida para montar

Para decoración lo que queráis: fideos de chocolate, de colores, cacao,…





PREPARACIÓN:



Empezamos preparando la base de galleta, que podemos usar para otro tipo de tartas. Derretimos la mantequilla en el microondas o en un cazo al fuego. La reservamos.



Trituramos las galletas: La galleta para la base la molí con la picadora de carne y salió disparada por media cocina!! Jajaja… no hace falta tener ningún aparato en casa, podéis meterlas en una bolsa y aplastarlas con un rodillo, o hacerlo como más os guste.


Mezclamos las galletas con la mantequilla derretida y las ponemos en el fondo del molde repartiendo por toda la base. Yo empecé con una cuchara para extenderlas, pero por los bordes lo hice con los dedos para que quedase bien. Reservamos en la nevera.




Recordad que tenemos 500 ml de nata y un sobre de cuajada para cada capa.



Empezamos con la primera, pero el procedimiento es el mismo para las tres: ponemos a calentar la nata al fuego pero reservando un vaso (donde echaremos el sobre de cuajada). Cuando la leche esté templada añadimos el chocolate y removemos hasta que se disuelva por completo. Añadimos el vaso de leche con cuajada y dejamos hervir, sin parar de remover, hasta que espese un poco.



La primera capa es la de chocolate negro, una vez que la tengamos lista sacamos el molde de la nevera y echamos la crema con cuidado encima de la base. Volvemos a poner en la nevera durante 30 minutos.



Tenemos que hacer lo mismo con cada capa… he leído muchas recetas antes de escoger esta, y en algunas alteran el orden de las capas para no tener que lavar el cazo entre una y otra: por lo que hacen primero la capa de chocolate blanco y usan el mismo cazo para hacer luego la capa de chocolate con leche y luego la de chocolate negro.



Yo he preferido hacer el orden que marcaba la receta porque me parece que queda más bonita!!!


Pasados los 30 minutos preparamos de la misma forma la segunda capa: la de chocolate con leche. Cuando la crema esté lista sacamos el molde de la nevera.



Ahora vienen dos trucos más: Para que no se despeguen las capas cuando la tarta esté fría: con un tenedor hacemos unas líneas encima de la capa anterior justo antes de echar la siguiente, no tienen que ser muy profundas!! No os paséis!! 😂😂😂





¿Y qué hace ahí esa cuchara? Ese es el otro truco que nos dan para no hacer un boquete al echar una capa sobre la otra... echarla sobre una cuchara o una espátula, así no agujereamos la capa de abajo:




Volvemos a meter la tarta en la nevera 30 minutos y un poco antes de que termine el tiempo hacemos la tercera capa: la de chocolate con blanco.


Cuando pasen los 30 minutos sacamos el molde de la nevera y volvemos a hacer las líneas con el tenedor en la capa de chocolate con leche (que ya habrá cuajado un poquito con el frío de la nevera) y echamos la mezcla con cuidado sobre una cuchara.



Y ya tenemos nuestra tarta lista!!!



Ahora sólo tenemos que dejarla en la nevera unas cuantas horas, lo más recomendable es hacerla el día anterior, pero yo la hice por la mañana y la desmoldé a la noche y estaba bien.






Se desmolda con cuidado y la adornáis como más os guste. Yo usé una plantilla que tiene agujeritos y la espolvoreé con cacao.




 Espero que os guste!! Que la disfrutéis!!!



2 comentarios:

  1. Hola, me alegra saber que te ha gustado la tarta, y te agradezco mucho que me menciones. Tengo un celiaco en casa y siempre estoy investigando la forma en que pueda disfrutar a la par nuestra, de todas mis comidas, por lo que me alegra saber que también sirven para ayudar o otros celiacos como tú. Me llevo tu foyo de la receta, que te ha quedado estupenda, para ponerla en la mía con enlace directo a tu blog. Un beso y muchas gracias de nuevo. Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Julia!! Pues claro que te menciono!! Esta estupenda receta es de tu web y siempre hay que reconocer el trabajo y esfuerzo de los demás :)
      Gracias a ti por ayudarnos a normalizar la vida de los celíacos como yo.
      Un beso y gracias a ti!!

      Eliminar