domingo, 3 de enero de 2021

Porras sin gluten

 


Quiero aprovechar la primera publicación de este año nuevo, para desearos todo lo mejor y también para haceros una petición.

Me llena de tristeza ver la poca empatía, gratitud y solidaridad que nos rodea. A pesar de lo duro que ha sido el 2020 en muchos aspectos, muchas personas siguen con la misma actitud… siguen con el corazón como una piedra, así de claro.

Os pido que en este 2021 demostremos con nuestros actos (no de palabra, que es lo más fácil) que los celíacos (y también los que nos lo sois, pero me estáis leyendo) somos buena gente y pensamos en los demás.

Un simple “gracias”, un “por favor”, pensar un poco antes de abrir la boca para decir algo, dejar de estar siempre hablando en negativo,… no es tan complicado ¿a qué no?



Ahora vamos con la receta.  ¡¡Lo primero es aclarar que las porras no son churros!! En mi tierra (Galicia) no son típicas, pero en lugares como Madrid, sí que se ven en muchos establecimientos.

Mi receta de churros la tenéis aquí, con un paso a paso que os resultará muy sencillo de seguir.


La receta para hacer las porras la encontré en el blog de Sin gluten es más rico, que os animo a visitar, porque tiene recetas muy interesantes y bien explicadas.


Ingredientes: (Recordad que tenéis que aseguraros que todos sean sin gluten y sin trazas)

-      450 gr de agua

-      4 gr de sal

-      300 gr de harina MIX B de Schär

-      50 gr de harina de trigo sarraceno

-      10 gr de levadura química (la de repostería, no la de pan)

-      Aceite de girasol para freír

 

Preparación:

No puede ser más sencilla y además no necesitamos churrera, usaremos una manga pastelera con una boquilla ancha.

Pesamos las harinas y la levadura, las mezclamos.

Ponemos a calentar el agua y cuando esté templada, la retiramos del fuego. Añadimos las harinas y removemos bien con un batidor de varillas hasta que no queden grumos.

En este momento ya podemos poner el aceite a calentar. Tiene que ser aceite abundante, las porras aumentan mucho de tamaño y tienen que flotar.

Ponemos la masa en una manga pastelera y cuando el aceite esté muy caliente, echamos la masa en la sartén, formando una espiral.



Cuando la masa se hay dorado, le damos la vuelta con cuidado (yo la enganché con dos tenedores) y freímos por el otro lado hasta que se dore también. 


Retiramos de la sartén y dejamos escurrir sobre papel absorbente.

Cuando haya enfriado un poco, cortamos la espiral con una tijera, haciendo las porras del tamaño que más nos guste.

Se pueden espolvorear con azúcar o edulcorante. No os olvidéis de comerlas con un delicioso chocolate caliente.

Espero que os gusten.


Edito el 17/01/2021:

Las porras se pueden congelar, una vez que estén bien frías. 

Hoy las hemos terminado porque las congelé en paquetes de 6 (3 para cada uno, jejeje...) para poder tomarlas los fines de semana o en días que no tuviésemos que desayunar a las 6 y pico de la mañana. Las dejáis descongelar a temperatura ambiente (yo las saco la noche anterior) y listo. 

Si os gustan calientes, las podéis meter unos segundos en el micro o unos minutos en el horno bien caliente (yo tengo un minihorno, no enciendo el horno normal para eso) o en una freidora de aire. No hay que volver a freírlas.

lunes, 21 de diciembre de 2020

Panettone sin gluten 3.0 (aún mejor)



Yo no me dedico a la cocina, de hecho no tengo ningún tipo de formación culinaria. Pero siempre me ha gustado cocinar, y desde mi diagnóstico intento compartir un poco de lo que he ido aprendiendo con el paso de los años, para poder ayudar a otros celíacos en su día a día.

 El otro día comentábamos en casa que no recuerdo si alguna vez probé un panettone con gluten. Pero lo que sí sé, es que en estos casi 16 años (que hace que sé que soy celíaca) no he probado ninguno “comprado” que estuviese medianamente bueno y tuviese un precio “decente”.

 

Así que este año he retomado la “operación panettone”, y he preparado el Panettone sin gluten 2.0 (receta mejorada). Pero como creía que podría mejorarla, ahora os traigo el Panettone 3.0.

 

Diferencias con la receta anterior: está más rico y jugoso, no desmiga y se conserva más tiempo fresquito.

 

La elaboración es similar, pero el resultado es mejor. Espero que os guste.

 

Ingredientes: (Recordad que tenéis que aseguraros que todos sean sin gluten y sin trazas)

 

Para el prefermento (que haremos el día anterior):

- 150 gr de harina: una mezcla de 100 gr de harina de arroz + 50 gr de almidón de maíz

- 100 ml leche
- 20 gr de levadura fresca

 

Para la masa:
- 350 gr de harina sin gluten, en esta ocasión he mezclado: 165 gr de harina de arroz, 100 gr de almidón de maíz, 35 gr de harina de trigo sarraceno y 50 gr de harina de teff. (Si no tenéis estas harinas, sustituidlas por las que tengáis)

- 15 gr de levadura fresca

- 10 gr de goma xantana

- 6 gr de psyllium en polvo

- 2 cucharadas soperas de leche en polvo

- 125 gr de azúcar

- 1 cucharada sopera de miel

- 4 huevos grandes

- 4 yemas

- 1 cucharadita (de postre) de vinagre

- 1/2 de cucharadita (de postre) de sal

- 250 grs de mantequilla a temperatura ambiente

- Ralladura de una naranja

- Ralladura de un limón

- Una vaina de vainilla

- Un puñado de pasas (opcional) y ron para hidratarlas

 

  

Preparación:

Es mucho más fácil de lo que parece, así que os animo a preparar un delicioso panettone.

 

La tarde anterior preparamos el prefermento: deshacemos la levadura y la disolvemos en la leche tibia (ojo, no caliente), añadimos la harina y removemos unos minutos con una espátula.

 

La ponemos en un recipiente de cristal que taparemos con film o en un botecito con tapa. Tiene que reposar unas 12 horas a temperatura ambiente, aunque si hace mucho frío es preferible en un lugar cálido (dentro del horno apagado, por ejemplo).

 

También hidrataremos las pasas, las ponemos en un recipiente con ron y lo tapamos. Agitamos con fuerza el botecito y nos olvidamos de él hasta que las usemos.

 

Al día siguiente, preparamos nuestro panettone.

 

Separamos las yemas de las claras de los 4 huevos que no usaremos enteros. Y, por favor, ¡¡¡las claras no se tiran!!! A un botecito y a la nevera, para cualquier otra preparación.


Mezclamos las harinas con la goma xantana, el psyllium, la leche en polvo, el azúcar y la sal. Ponemos la mezcla en la amasadora (si no tenéis, podéis hacerlo a mano, con paciencia) y añadimos: las yemas y los huevos, la ralladura de la naranja y el limón, y el contenido de la vaina de vainilla (la abrís a lo largo y deslizáis el cuchillo por dentro, para sacar la pasta). Añadimos también la levadura disuelta en un poco de agua tibia, el vinagre y la miel.

 

Batimos durante unos 4-5 minutos, hasta que veáis que está todo integrado.

 

Añadimos el prefermento y mezclamos otros 4-5 minutos. 


Incorporamos la mantequilla a trozos y amasamos a velocidad media unos 20 minutos.

 

Escurrimos bien las pasas y las añadimos a la masa, con ayuda de una espátula. 

 

¡La masa es muy pegajosa!!! No se puede manipular con las manos, así que la colocaremos con cuidado en un molde de papel para panettone.



 

Ponemos la masa a fermentar aproximadamente unas 2 horas en un lugar cálido. En mi casa hacía mucho frío, así que lo metí en el horno al mínimo para que levase y alcance el borde del molde.



 

Hacemos un corte en la parte superior del panettone (en forma de cruz) y ponemos un trocito de mantequilla encima.

 

Horneamos en la parte baja del horno (precalentado a 175ºC con calor por arriba y abajo, sin ventilador) durante 40 minutos.

 

OJO!! A los 20 minutos de horneado abrimos el horno y segundo y tapamos el panettone con papel de aluminio, porque veréis que se tuesta mucho y se puede quemar.


Dejamos enfriar en una rejilla, aunque se debería colgar boca abajo para que quede más esponjoso y tierno


 

Os dejo una foto del corte para que veáis qué bien ha quedado la miga.



 

Si no lo vais a comer todo, es recomendable que cortéis unas porciones y las envolváis en bolsas individuales, y lo metáis en el congelador. Para consumirlo después, no hay que calentarlo ni nada parecido, dejáis que descongelen las porciones.

 

Espero que os guste y que os animéis a hacerlo.

 

domingo, 20 de diciembre de 2020

Paté falso de marisco


 

Esta receta la hemos preparado varias veces y ha tenido mucho éxito entre las personas que lo han catado.

 

¡¡Solo necesitamos 5 ingredientes!!

Es muy fácil de hacer y lo podéis preparar para estas fiestas en un periquete. Lo ideal es hacerlo el día anterior y dejarlo en la nevera, así ya tendréis uno de los aperitivos preparados.

 

Ingredientes: (Recordad que tenéis que aseguraros que todos sean sin gluten y sin trazas)

 

8 palitos de surimi

1 lata de anchoas (por si tenéis una lata grande, usad 50 gr)

1 lata de mejillones al natural (por si tenéis una lata grande, la mía era de 111 gr)

2 huevos cocidos

2 cucharadas soperas de mayonesa

  

Preparación:

Ponemos en el vaso de la batidora todos los ingredientes (anchoas y mejillones escurridos), excepto 2 palitos de surimi. Trituramos hasta que quede muy fino.

 


Cortamos los dos palitos de surimi que teníamos reservados, en trocitos muy pequeños y los añadimos a la mezcla anterior, removemos bien con una cuchara y lo metemos en la nevera.

 





Importante: no añadáis sal, las anchoas y los mejillones ya aportan sal suficiente a nuestro paté.

 

El paté se puede servir en una fuente, con picos de pan al lado para que cada uno “moje”. Pero en estos tiempos de coronavirus, lo mejor es servirlo en cucharas de aperitivo/degustación y que cada uno tenga su cucharita con su paté y sus palitos o crackers en un plato.

 

Espero que os guste.

 

Imprimir - PDF