domingo, 4 de agosto de 2019

Cómo pelar huevos cocidos

Después del éxito que ha tenido esta publicación que hice en mis redes sociales, la comparto para quienes no la hayáis podido ver.

Ya sabemos que todo el mundo es muy listo 😂😂 pero a lo mejor no todos sabemos pelar un huevo cocido en cuestión de segundos sin destrozarlo o sin que sea "un rollo" porque la cáscara se queda toda pegada 🤦🏽‍♀️🤦🏽‍♀️

Yo comparto mi forma de hacerlo porque ha ayudado a otras personas 👩🏽‍🍳

Si alguien tiene otra mejor que comparta, porfaa 😅

1° Cocer los huevos el tiempo que necesitéis (los míos sobre 15 minutos). Para cocerlos yo los meto en agua fría y empiezo a contar el tiempo cuando empieza a hervir 

2° Una vez cocidos, los ponemos debajo del grifo de agua fría, para que enfríen (hay quien añade hielo, yo no) 🥚🥚🥚🥚

3° En cuanto podamos cogerlos sin que nos quemen, hacemos el siguiente procedimiento en un plato o la encimera:
- damos un golpe contra el plato en el extremo más ancho (se rompe la cámara de aire)
- damos la vuelta al huevo y golpeamos la parte más estrecha
- deslizamos el huevo por el plato, haciéndolo rodar, apretando solo un poco
- sacamos la cáscara empezando por un extremo

Como veis en el vídeo, sale muy fácilmente 😍🤗

Gracias a mi hermano Dani que ha hecho de cámara improvisado 🎥🎬


domingo, 17 de marzo de 2019

Codillo al horno (sin gluten)




Y seguimos con las recetas que tengo pendientes de subir al blog, en esta ocasión tampoco será un postre.

A nosotros nos gusta mucho el codillo, y aunque la cocción es un poco larga, merece la pena prepararlo porque es muy sencillo y está muy rico.

Ingredientes:
2 codillos de cerdo cortados por la mitad (a lo largo) con piel
1 vaso de agua
1 vaso de vino blanco
Aceite de oliva
Sal, ajo en polvo y perejil

Preparación:

Si tenéis tiempo, es bueno que dejéis la noche anterior los codillos en un recipiente con aceite, vino blanco, sal, ajo en polvo y perejil, para que cojan mejor los sabores. Pero si no podéis, no pasa nada, podéis preparar la mezcla justo antes de hornear.

Precalentamos el horno a 250º y ponemos en una bandeja los codillos con la piel hacia arriba con todos los ingredientes (si lo hemos dejado en la nevera el día anterior, sólo tenemos que añadir a mayores el agua).

Estos son los tiempos de cocción:

Los primeros 40 minutos los asamos a 250º
Después, 45 minutos a 190º
Y terminamos con 30 minutos a 170º

Tened en cuenta que cada 30 min le damos la vuelta a los codillos y los vamos regando con la salsa de la bandeja (si se está evaporando mucho, añadimos un poco de agua).

Cuando haya terminado la cocción, apagamos el horno y dejamos allí los codillos sin abrir la puerta unos 15 minutos más para que ablanden.

Se sirven acompañados de puré o de patatas fritas (las de la foto no son fritas, están hechas en la freidora de aire) y de una ensalada o guarnición de verduras.

Ahora solo queda disfrutarlos J




jueves, 28 de febrero de 2019

Cuscús de coliflor paso a paso (sin gluten)



Entre las recetas saludables que he aprendido a hacer desde que he cambiado mis hábitos, está el cuscús de coliflor.

Es muy sencillo prepararlo, pero os dejo un paso a paso para que veáis lo fácil y rápido que se prepara.

Ingredientes:
Una coliflor pequeña

Preparación:
Separamos los ramilletes de la coliflor y desechamos las hojas verdes y el tronco central (podéis dejarlo para otra preparación: puré, caldo de verduras,…). Los lavamos bien y los dejamos escurrir unos minutos.



Trituramos la coliflor en el accesorio de la batidora o con una picadora, también se puede rallar de forma manual.




La ponemos en un recipiente con tapa resistente al microondas.



Lo cocemos en el micro sin agua durante 10 minutos, en el recipiente tapado casi del todo (dejamos una rendija).


Transcurrido este tiempo ya tenemos listo nuestro cuscús.


Tenemos muchas opciones para comerlo, ya que se puede utilizar como guarnición para cualquier plato de carne, huevos,…

En este caso preparé  pavo con pimientos y añadí el cuscús de coliflor en el último momento para que se integrase todo.





Espero que os guste.




martes, 19 de febrero de 2019

Corazones de galleta de mantequilla, almendra y chocolate (sin gluten y sin azúcar)




Esta receta la he preparado especialmente para San Valentín para regalar a mi familia, pero son perfectas para un regalo en cualquier momento del año.  

Ingredientes: (revisad que todos sean sin gluten ni trazas)


250 gr de mantequilla a temperatura ambiente
1 huevo
25 gr de sucralín diabéticos (o 125 gr de azúcar si no tenéis diabetes)
175 gr de harina de arroz integral + 100 gr de fécula de patata (si no tenéis estas harinas, podéis cambiarlas por harina de arroz normal 175 gr y maicena 100 gr)
125 gr de almendra molida
1 cucharadita (de café) de esencia de vainilla
1 pizca de sal
2 cucharadas de cacao puro sin azúcar

Preparación:

Ponemos la mantequilla en un bol y la trabajamos un poco con una espátula.
Añadimos todos los ingredientes excepto el cacao y los integramos con las manos dentro del recipiente.
Dividimos la masa en dos partes. Envolvemos una de ellas en film transparente y reservamos en la nevera.
Añadimos a la otra mitad de la masa el cacao y amasamos en el recipiente hasta que se integre. Envolvemos también en film transparente y metemos en la nevera.

Después de unos 20 minutos o media hora, sacamos la masa de la nevera y la estiramos, dejamos una plancha de medio centímetro de grosor aproximadamente. Lo más fácil para que no se nos pegue es estirarla entre dos hojas de papel de horno.

Como las galletas las hice para “el día del amor” para regalar a mi familia, las hice con forma de corazón. Me inspiré en uno de los vídeos de repostería japonesa que veo últimamente, aunque aún me queda mucho por aprender para que se parezcan en algo.

Con un cortapastas pequeño con forma de corazón, cortamos corazones en las dos planchas de masa y los intercambiamos. Es decir, en la masa de vainilla ponemos los corazones de chocolate, y en la masa de chocolate ponemos los corazones de vainilla. Como en la fotografía. Volvemos a poner el papel de hornear por encima y pasamos el rodillo con cuidado para que la masa se vuelva a unir.







Para que me fuese más fácil cortar las galletas, metí las planchas de masa en el congelador unos minutos. Mientras, puse a precalentar el horno a 180º.

Con un cortapastas de corazón más grande cortamos las galletas y las ponemos en la placa de horno. Se hornean de 12 a 15 minutos, no tienen que dorarse. Cuando las saquemos del horno las dejamos un par de minutos en la bandeja y después las sacamos con cuidado para una rejilla para que terminen de enfriar.



Con los recortes de la masa hice unos corazones pequeños, uniendo los trozos de masa sin mezclar mucho (queda como un marmolado). Formamos un rulo y lo dejamos unos minutos en el congelador o en la nevera para que la masa endurezca y sea más fácil cortarlos. Cortamos y horneamos de la misma forma.




Las galletas las conservamos en una caja de lata. En mi caso como parte eran para regalar, las puse en bolsitas para galletas con unas pegatinas nuevas que me he comprado.



Espero que os gusten.


domingo, 9 de diciembre de 2018

Base de pizza de coliflor





Esta no es una pizza al uso, porque la base no se hace con harina.

Que conste que me gusta la coliflor, pero ver que se hacía una base de pizza con ella no terminaba de convencerme. Pero la verdad es que me ha sorprendido bastante el sabor, porque está bastante rica.

Hay muchas recetas en la red, yo la que he usado es esta: http://estoyhechouncocinillas.com/2017/11/pizza-de-coliflor.html

Ingredientes (Revisad que todos sean sin gluten y sin trazas):

750 gr de coliflor (sólo la parte blanca, y no el tallo central)
1 huevo
75 gr de queso rallado
Sal
Pimienta negra molida

Preparación:

Rallamos las flores de coliflor con un rallador o con un robot de cocina o el accesorio picador de la batidora de mano. No penséis que lleva mucho tiempo, en pocos minutos la rallaréis toda.



En caso de que la ralléis de forma mecánica, hay que triturar poco a poco, a golpes de 1 segundo, porque sólo tienen que quedar granitos, como si fuese cous cous.

Ponemos la coliflor (sin agua) en un bol en el microondas durante 10 minutos a máxima potencia.

Cuando esté cocida, la extendemos sobre un paño de cocina y la dejamos reposar hasta que esté templada.
Cerramos el paño y exprimimos con las manos la coliflor para sacar toda el agua que podamos.

La sacamos del paño y la ponemos en un bol, donde añadiremos el resto de ingredientes: el queso rallado, el huevo, sal y pimienta. Mezclamos bien para que se integre todo.



Precalentamos el horno a 180 ºC.

Toda la masa nos llega para hacer una pizza familiar que cubra la bandeja del horno. Si dividimos la masa en dos, podemos hacer dos pizzas de unos 24 cm.

Extendemos la masa sobre papel de hornear. Podéis hacerlo poco a poco con las manos o poner otro papel de hornear por encima y pasar el rodillo.



Horneamos la base en el horno a 180º a media altura 10-15 minutos (hasta que los bordes se doren un poco) con calor por arriba por abajo.



Sacamos la base del horno y ya está preparada para añadir los ingredientes que queramos. La nuestra llevaba salsa de tomate, queso rallado, pepperoni  y orégano.



Horneamos de nuevo de 10- 15 minutos, hasta que esté dorada.

Espero que os guste.


Imprimir - PDF